Son uno.

 Uno somos.

Cuando te preguntas, cuantas personas hay en tu vida en ese punto de la mediana edad te sientes abrumado como millenial. La sensación de aislamiento es parte de la ansiedad generacional. ¿Es lo normal?

Al asumir que soy millenial, asumo todos los vicios emocionales que vienen con ello. La dependencia de sentirse parte de un grupo es lo esperable. Lo que todos viven. Lo que "es". Pero no, no lo acepto. Es que no se puede vivir esperando que alguien más haga por ti lo que ni tu mismo haces. Somos incapaces de acompañarnos a nosotros mismos, he pensado. 

Un día leeré esto y como todo, me parecerá redundante, iluso. Me cuesta escribirlo, pues no se sabe cuanto de esto realmente ha sido filtrado o es solo mi tipeo sin sentido una manera de drenar la intranquilidad.

Hoy pensé que no quiero ese negativismo en mi vida, ese negativismo resignado y mediocre de que todos los que me rodean solo saben decir "es lo que te toca". Pues no, no es lo que me toca y ya, me resisto. Yo si me quiero apoyar en mis ganas de comerme al mundo, yo creo en esa versión de mi que puede lograr cosas. Me deprime saber que no hay amigos ya, no de los que te dan animo, que no hay nadie ya que pueda ponerte una mano en el hombro y diga "creo en tí, se ve difícil pero tu puedes." ¿Creen que eso me va a impedir intentarlo? 

Tenia 9 años cuando Reina me miraba mientras le contaba como iba a irme del país y que iba hacer cosas. Me miraba con esa cara incrédula que tenia escrito "eres problemática" para decirme "Esas son cosas imposibles."

Es imposible. 

No puedes. 

Al asumir que el millenial esta deprimido por las crisis globales económicas y sociales, asumimos que nos hace daño vivir y tener mediana edad. Incapaces de tener esperanza. Quien se atreve a tenerla, a buscar opciones positivas, pues se le señala todo lo negativo! ¡Claro! Para que la misma cobardía ante el fracaso, lo haga apuntar bajo. Bajarle a las aspiraciones, obviamente ¿que queda para otros, si uno solo trata de conseguir más de lo "que le toca"? 

Estar solo con uno mismo por no ser parte de algo más grande, ese aislamiento, es incomodo sí. Los riesgos de querer más de lo que toca, también son atemorizantes, sí. Pero nada, ni si quiera la compañía o la empatía, son cosas que valgan la pena si tuviera que escoger entre ellas y mis aspiraciones. 

Sí, necesitamos apoyo. Reduce el daño de los procesos. Pero no, no voy a detenerme. Un millenial puede seguir solo/a, sobrevivir a la mediana edad y a las negativas del universo. 

Uno son ellos, sin mi. Yo soy muchas, ilusa de mi, ambiciosa de mi, preocupada de mi y mi único apoyo hoy. 

Si lees esto, yo del futuro, espero que puedas entenderlo mejor de lo que misma lo entiendo ahora. 



Es la verdad.

Algunas noches no entiendo cómo puedo estar cansada.
Cansada de todo. De esto, de aquí, de ahora y de antes.

He vivido 20 vidas. He muerto 4 veces. 
Realmente, estoy cansada. 

El balcón es un riesgo. Debo mudarme, un piso 7 no es bueno para mis ensoñaciones turbias. 

automne de Yehudi

El constante contraste entre lo que se hace y lo que se siente ha sido algo que no me había detenido a pensar hasta este instante.
Nunca he sido de cambios de mood drásticos, no es lo mio. Hoy paso. Fue drástico, trabaja y de pronto, sentí caer todo dentro de mi pecho. No puedo hablar del aislamiento, ni del estrés, pero si puedo hablar sobre mi mundo, el que no tiene muchos más habitantes que las figuras en mi cabeza. Los mundos son frágiles, requieren un equilibrio entre sus partes y no lo tengo. No se a quien quiero y no se si quiero querer tanto.
Entre lo que hago y lo que siento, he tratado de mantener coherencia en lo personal, pero lo profesional siempre ha sido apartado. Muy lejos una cosa de la otra. Muy distante lo que siento versus lo que hago. Puedo hacer un excelente trabajo aunque sienta que no es bien recibido. Hoy paso eso y por eso simplemente colgué la llamada, cerré el vídeo que me llevaba de paseo por algún pais que nunca he visitado y apague la música de la banda sonora de Cabaret que escuchaba.

¿Realmente es justo estar de sobra en todo?
Supongo que debemos irnos de esos lugares donde somos no-solicitados. Donde nos responden por compromiso. Donde te miran de reojo sin darse cuenta de que mereces ser contemplado y visto de verdad.
Saberlo y hacerlo son cosas diferentes.
Lo que se hace y lo que se siente contrasta, siempre lo supe.

Solo soy una sombra de mis sentimientos, por eso nunca había sentido el drástico cambio de mood que a cualquiera le sucede.



Estoy segura que escribir esto con automne de Yehudi de fondo no es buena idea pero ya fue.
Cuando leas esto, espero que todo sea diferente.

Fin de mundo.

El mundo se acabó
Fue el fin 
Terminó. 

El mundo se acabo, 
Paró el capricho, 
La valentía perdió. 
Y las calles se vaciaron 
Como el silbido del silencio 
Como el blanco siendo blanco
Como la ausencia de todo 
Carente de lo pensado
Carente de lo imaginado.

El mundo se acabó 
Fue el fin 
La luz inundó la mirada
De quien se atrevía
De quien no quería.

Nada tuvo sentido
Desde el primer día
Desde el primer día. 
El mundo se acabó
No fue más, 
Todos lo sabían. 

Y sus vidas vivían, 
Hipócritas, mentiras 
Vivían vivían 
Mentían y mentían
Era egoísmo, 
Todos lo sabían. 

Así el mundo 
Se acabó un día 
Terminó, Fue el fin.
No hubo más días. 

"Todo bien, gracias por venir"



Quédate con tus emojis
Quédate con tu indiferencia estacional que surge sin sentido.
Quédate contigo, aunque me duela dejarte sin mi, dejarte sin la felicidad pasajera que puedo ofrecerte, no resisto.
No es justo querer sin ser bien recibido, pero siempre fue mi culpa, hace mucho que dejaste de pedirlo.
Recuerdo cuando dijiste que me tomabas tal cual era, y me tomaste tantas veces, pero fue porque yo así lo permiti, con gran esfuerzo me arriesgue constantemente y constantemente perdí.
Gane más de una vez, lo sé, lo sentí, lo vi, pero tu orgullo puede más y tu apatía siempre fue tan fuerte que poco a poco me rendí.
Paciencia quise darme, a mi para entenderte a ti, paciencia me tuve a mi misma para aprender a ser mejor, más yo mientras estaba contigo pero cuando estaba allí, no te apetecí.
Más de una vez me hizo tan feliz todo,
Ahora ya no puedo seguir aquí porque no quiero ser feliz sola, esto no se trata de ti o de mi. Nosotros es un concepto que ambos debemos asumir y jamás lo asumimos, aunque yo quería apostar por ello aquí.
No hay aquí, ni allá, no hay nada que cambiaría de ti, porque sé que ya muchas por tanto en ti mismo, solo quería estar allí.
Quería tus abrazos, quería tus mimos.
Quería sentirme bienvenida, quería espacio para estar contigo.
Quédate entonces con lo que tomaste, quédate entonces con lo que poco y voluntario te dí. Quédate con mi recuerdo si quieres, si te sirve de algo.
Porque yo realmente me quedé sin ti, desde tu primera indiferencia. Desde la primera vez que insistí. Nunca tuve nada y nunca lo exigí. Por eso quiero dejarte todo esto, quiero que te quedes con lo que yo no puedo quedarme de ti.
Un día te veré de nuevo, volveré a saber de ti.
Un día sabre que me quisiste, me lo dirás sin que yo lo espere. Me sorprendere porque sé que no es así, estoy segura que cuando dices que no te importan los demas, también hablas de mi.