Fin del juego [Especial 14/FEB] [Amores a distancia]


TITULO: FIN DEL JUEGO [Especial 14/FEB] [Amores a distancia]
PERSONAJES: 
Anette; personaje original de El Jardín de la Doncella
Victor; personaje original de La Caja de M.
POR: 
Génesis Finol
13 de FEBRERO del 2013
"-¿Estas allí?- pregunto una voz masculina a través de los auriculares aun.
-No –respondió con voz monótona."
ADVERTENCIA: Esta narración es básica, de diálogos y con referencias a juegos on line.
-El pyro es un spy
-¡Pon un sentry en el lado izquierdo!
-Deja de darme órdenes… El pyro es un…
El texto de las estadísticas derrotistas mas la voz de la narradora de juego:“wave lost”. Aparece en la pantalla de esa laptop roja el personaje con manos levantadas demuestra rendición ante otros personajes robóticos.
Una chica de cabello rojizo se deja caer de espaldas al suelo. Rodeada de envases de comida y camisetas tiradas en el suelo de aquella habitación-casa.
-¿Estas allí?- pregunto una voz masculina a través de los auriculares aun.
-No –respondió con voz monótona.
Estaban jugando team fortress2. Ella solía usar al ingeniero y él, al scout. Tenía 17 y 20, él vivía en estados unidos y ella en Brasil.
-Es el lag, tenía ping muy alto y no vi al spy.
-Te advertí que era el pyro…
- -un refunfuño incomprensible, seguido de uno pasos.
-Iniciare la partida de tetris.
No hubo respuesta, solo el tecleo al otro lado. Esos silencios valiosos que compartían tantas veces y que simplemente describían sus frustraciones al perder jugando o al escaparse de su día a día.
La primera vez que ellos se hablaron, la menuda chica de mirada inexpresiva afirmaba ser un hombre y al pelinegro de ojos azules le dio lo mismo, solo quería jugar con alguien. Quizá por eso terminaron autistamente enamorados. Ese desapego y desinterés a sus identidades, solo la intención de hablar y pasar buenos ratos aunque estuvieran con pantallas de por medio y varios mares separados.
Cuando ninguno podía estar mucho tiempo alejado del chat del Steam; los e-mails a medio responder para ser borrados y escritos de nuevo.
-¿Alguna vez te has enamorado?
-No, pero mis amigos se vuelven estúpidos cuando están con chicas… ¿y tú?
-Tampoco, pero a veces siento cosas cuando estoy leyéndote.
-¿En serio?
-Ujum, pero no somos estúpidos…
-No. Aunque, sabes… Yo también siento cosas cuando estamos jugando ¿Qué raro no?
-Sí, es raro.
Monótonos y pasivos. Ambos permanecían inocentes de sus estados…
-Oye tú, ¿somos amigos?
-Claro Ann, como el medic y el heavy.
-Pero, ¿ellos no son algo más que amigos?
-Exacto.
La partida de tetris avanzaba, horas entre bloques de colores y puntajes altos con “bonus” y “combos” exagerados. Gritos de madres y hermanas molestas. “Sal de esa computadora y ¡vive tu vida!” todos hemos preferido esa vida on line que no existe por completo en algunos momentos, esa vida social a medias con buenos amigos y con textos sinceros. Escapes de la realidad y ventanas de chat para los sentimientos.
-Ann…
-¿Qué?
-¿Cuándo nos veremos?
El temor, la perfección de romper imágenes mentales e idealizadas de personajes incompletos. Somos el reflejo de lo que hacemos y un día en un café cualquiera…
-Hola…
-Hola…
Al fin ellos se conocieron. El juego de la separación termino y entonces; empezó el de la química cuerpo a cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.