La silla alta



TITULO: LA SILLA ALTA
PERSONAJES: 
Anette, versión infantil.
Victor, versión infantil [personaje de La caja de M]
Shin, version infantil [personaje de Read Stop]
POR: 
Génesis Finol
20 de Mayo del 2012
“Quizá todo esto habría sido mejor, estaba bien sin esa diversión de la que tanto hablaban. Aprendí, aprendí que no debía hacer muchas cosas y no debía hablarle a gente que no me hablara. Lo que nunca aprendí ni comprendí fue el motivo por el que hoy, sentada en esta silla, sigo viendo mis pies.”

Cuando mi hermana me llevo a la escuela ese día me dijo que seria divertido, dijo que estaría en un lugar donde aprendería… pero ahora solo veo a los demás niños y me doy cuenta.

¿Por qué soy diferente a ellos?

Quizá si el pegamento que tengo en el cabello no estuviera tan frio, no me distraería y pensaría. Solo quería comer una manzana en la banca del parque con todos, quería saber que significaba eso de divertirse. No entendía.
-¡Déjenla!
No me gusta esta ropa que me pusieron en la mañana, tampoco me agrada esa mujer a la que todos llaman maestra. No me gustan ellos la verdad.
¡Víctor es como la rara! Es como la rara con cara de rana!
No comprendía quien tenia cara de rana, ni si quiera sabia que las ranas tenia cara. ¿Se parecen a mi entonces? Esa manera de hablar, cantaban.
-¡¿Quieres pelea, ojo feo?!
Porque ese niño de pelinegro estaba frente a mi, una y otra vez, siempre su cara redonda y sus ojos color del cielo. Eran como dos pedazos del cielo, si. Lo recuerdo bien aun, recuerdo que de su nariz un hilo rojo corría y así aprendí que la gente sangraba. Cuando el, Víctor. Si, él se llamaba Víctor. Víctor y ese niño de ojos distintos peleaban siempre, así… se sostenían de sus camisas pequeñas y daban vueltas en el suelo. Esa mujer llegaba y los detenía, luego las niñas en el baño. Creo que no les divertía que quisiera divertirme en su grupo, que esos niños dieran vueltas en el suelo, quizá por eso sus pies en mi estomago lastimaban así. Nunca supe porque decían que dejara a “shin” en paz… yo solo estaba tratando de aprender.
-Anette…

Nunca entendí porque Víctor no se alejó de mí, siempre peleaba. Siempre tenía banditas en sus codos y en su cara redonda, debía doler cada vez que había sangre creo... Quizá es porque tengo el cabello despeinado, mi hermana me decía que debía peinarme, por eso me molestaba y el me defendía porque también estaba despeinado.
Quizá todo esto habría sido mejor, estaba bien sin esa diversión de la que tanto hablaban. Aprendí, aprendí que no debía hacer muchas cosas y no debía hablarle a gente que no me hablara.
Lo que nunca aprendí ni comprendí fue el motivo por el que hoy, sentada en esta silla, sigo viendo mis pies.

-¿Por qué la silla es tan alta?
Sigo viéndolos tan lejos. ¿Sera que el mundo es muy grande para Anette? O ¿Anette es muy pequeña para el mundo? Si yo soy Anette, porque soy diferente, porque el mundo sigue maltratando a la gente que es “rara”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.