Cumpleaños de introspección secuestrada

El ruido seco de un golpe en la maleta de un auto que se estacionaba, el jardín de la torre estaba oscuro, eran alrededor de las 12am. 29 de octubre del 2011.
La puerta se abrió, Anette entro sosteniendo un acolchado, Nadie se le adelanto, abrió la puerta de la torre, detrás de ellas, venían Juliette caminando con una sonrisa maliciosa dibujaba en sus labios y Doncella mirando al guardaespaldas de la Juliette, que, en su hombro cargaba cuan saco ligero algo que se movía y hacia ruidos.
La biblioteca de la torre estaba poco iluminada, a Doncella no le gustaba la electricidad, los mayordomos echaron más leña al fuego y aquel lugar quedo iluminado por completo.
Una silla frente al fuego, Nadie se sentó de espaldas a esta, mirando la silla vacía, con las piernas cruzadas tecleando en una laptop, Anette termino de acomodar el acolchado en la silla para que fuera más cómoda y se sentó en un sofá cercano a esta.
El hombre de gafas oscuras y gran tamaño, dejo el bulto en la silla, siguiendo las indicaciones de Juliette, que se quedaba de pie mirándolo. Doncella se acercó al bulto y trato de soltar el contenido. Ya había dejado de moverse, Anette le paso unas gafas a Doncella y esta se las puso a una chica que amordazada y amarrada estaba en aquella silla frente a los 4 personajes habitantes de aquel mundo interno, dentro de ella misma.
Creo que tus guardas la han maltratado –dijo Doncella preocupada viéndole sin quitarle la mordaza-
Nadie levanto el rostro, sonriente,. –Estaba perfecta! Debimos ponerle saborizante a ese trapo para que lo disfrutara!
Anette negó con el rostro llevándose la mano y cubriéndose el mismo.
No pasa nada, necesitaba un poco de su propia medicina… -dijo Juliette más seria con los brazos cruzados viendo a quien estaba en la silla-
Tienes el cabello muy largo, rizado a mas no poder, bucles naturales –dijo Juliette dando unos pasos acercándose-
Esas gafas, el lunar en la nariz, pequeño, imperceptible… -agrego Doncella llevándose la mano a la mejilla sonriendo amable-
No es muy alta, tiene las manos y los pies muy pequeños… -agrego Anette apoyando su mejilla en su mano que a su vez, se apoyaba en el sofá-
Es necia, ególatra, despiadada e inconsciente, demasiado despistada como para si quiera tener estilo! Una camiseta y unos jeans… ¿que es esa ropa? –Agrego Nadie tecleando levantando la mirada-
Eres nuestra creadora-dijeron todos en coro mientras Juliette le quitaba la mordaza y Génesis podía hablar-
¿Qué rayos hacen conmigo cuerda de retorcidas alucinaciones? –dijo Génesis ahora, sus gafas se torcía mientras se movía un poco, sin mucha fuerza, pasando su mirada por los rostros de aquellos cuatro personajes que parecían tener un plan-
Todos sonrieron a la vez… Doncella levanto la mano y dos mayordomos trajeron un carro con un pastel…
Feliz cumpleaños a ti… ♫ feliz cumpleaños… ♪
Génesis no podía creer aquello, perpleja, atada de pies y manos aun, aquellos personajes que tanto la odiaban cantaban cumpleaños para ella… para si mismos… Anette tenía un mohín conformista, Doncella dejaba escapar una lagrima, llevándose el pañuelo apresuradamente para evitarlo, Nadie dejando la laptop de lado, hacia variantes de la canción, alterándola y Juliette silenciosa, sonreía ampliamente viendo el pastel con 21 velas encendidas.
Unos aplausos cortados, Génesis bajo la mirada al pastel que tenía letras torpes hechas con caramelos. Aquel pastel había sido hecho por Anette y Nadie. (Por dios, que podrá tener dentro) pensó ella, sonriendo ahora soplo las velas…

Espero sea un año mejor con ustedes… -dijo viéndoles-
Después de todo, dentro de mí no hay nada malo…


Siempre estaremos aquí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.