Biografía de Juliette Von Goethe

Biografía de Juliette Von Goethe

------------------------------ --------------------------------------------

A los 6 años ya esa niña había conseguido dominar bien la lengua que creía natal, el ruso, además de 5idiomas mas incluyendo el latín. Tenía el conocimiento de un joven de instituto. Debido a esto, su madre, empezó a sacarla para ocasiones especiales, como las hacia llamar.
La rusa, era una mujer alta, de presencia fuerte pero de sonrisa jovial todo el tiempo, su cabello por encima de los hombros ondulado, casi siempre suelto rubio casi dorado, sus ojos claros, de un castaño muy claro, y un busto pronunciado. Tenía la misma cicatriz en el cuello que su esposo. La conocían como la rusa, era su apodo a la hora de hablar en clave. La rusa conoció a su esposo en el combate, las cicatrices en el cuello de ambos fue un encuentro directo que tuvieron, ella era una agente encubierta como aristócrata y el parte de la defensa del patrimonio ruso. Ambos salieron heridos al tiempo. Muchas personas se enamoran a primera vista, ellos se enamoraron a primer corte de cuchillos.


Esta mujer manejaba los negocios turbios de la familia, siempre dando que hablar al bajo mundo, las “ocasiones especiales” siempre empezaban como reuniones de políticos, extranjeros que venían al castillo von Goethe, iban a la misma sala siempre, con una gran mesa y asientos elegantes, después de charlas interminables sobre negocios fallidos, tratos que no cerraban del todo, cuentas mal explicadas o simples comentarios indirectos de burgueses, la rusa llamaba alguno de sus mayordomos, con una agilidad increíble mataba aquellas personas, frente a los ojos de su hija. Les rompía las piernas y le daba a la niña el arma para que terminara de hacer el trabajo, aquellas escenas que mas de una vez tuvo que ver Juliette en su infancia no las olvidara, gente torturada, gente triste, gente sin dolor a veces. Gente amarrada, o simple gente humillada. La rusa le enseño que la gente que no respetaba solo se merecía sentir miedo, aunque juliette nunca fue partidaria del método para amedrentar que su madre usaba.


“eres demasiado sensible…” decía la rusa mirando a la niña al verla en shock o en mitad de su silencio con la mirada vacía de miedo.


El padre de juliette, no tenia nombre, solo era un Von Goethe, era una tradición familiar renegar el nombre al casarse con una extranjera en su familia. Como cabeza de la familia no podía dejar el apellido. Ese hombre de semblante serio, decencia de una rama de literatos.
Cuando juliette tenia 9 el decidió secuestrarla, salvar a su hija de esa vida tan miserable que la rusa estaba preparándole. Pero cuando el abrió la puerta de la habitación de aquella torre la niña solo negó con el rostro y dijo que su madre no quería a la gente que se portaba mal.
Dos días después la rusa envió a dos de los mayordomos que la atendían a matar al que hasta ese día fue su esposo. Lo colgaron en el patio, el mal olor daba a la ventana de la torre que aun estaba algo alta y juliette debía subir en un banco de madera para poder ver las flores que ese hombre ahora muerto, había enviado a sembrar junto a las mesas de jardín que hizo forjar para que su hija cuando fuera escritora como su tio, tuviera donde apoyarse.

Así habían muerto los hombres en la vida de juliette, ambos fueron victima de la intemperie, su hermano fue dejado en la mazmorra donde sus huesos aun debían estar y ahora su padre, comida de buitres.


---------------------------------continuara---------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.