el secuestro apt.

Días de noviembre, habían luchado por salir adelante, aquel cuchitril llamado departamento de pintura y dibujo donde se establecía el surrealista, subsistente, “apt”.

Sus productos preciados, eran tesoros, copias a mano, sudor y mas que un simple esfuerzo, quizás eso hacia que las piezas elaboradas, ansiadas por sus seguidores, fueran lo que eran.

Aquellos humanos que a tientas por oscuros callejones, amedrentados por esa ansiedad de mas y mas, por ese vicio que eran tener entre sus manos cada pieza realizada. Los clientes de apt eran una especie rara y demasiado grande cuando de números se hablaba, los anons siempre expectantes, presentes, veían, escuchaban.

Que seria de aquello? Que empezó como juego y termino tan grande, dinero, control, ego…
Llovía, era un día turbio. Quizás demasiado para dejar de lado como otro normal.

Tenemos que hacernos de apt… -dijo el anónimo que desesperadamente tomaba uno de aquellos “productos”-
Mas de uno tenia aquella idea… aun con eso, estaban muy confiados… demasiado.

El automóvil freno frente aquel lugar, sin matriculas, oscuro, sin identidad; la gabardina oscura que portaba un hombre alto, de sombrero que cubría su rostro, cubriéndole del frio implacable que hacia en el lugar, olvidado por las bondades de lo que se podía llamar natura, si es que quedaba entre tanta basura, entre tanto papel, abrió la sombrilla grande y oscura.

Una pierna se perfilo, esbelta, larga, terminada en tacón color rojo oscuro… la mano de la mujer fue tomada por el hombre que le ofrecía su ayuda, firme.

El largo cabello de la joven mujer daba a mitad de su espalda, su mirada, oscura, profunda, piel pálida. Su blusa de lana parecía ser parte del gris entorno, su falda recta haciéndola ver cual secretaria dispuesta, intrigante y guerrera, ajustada, insinuante.

Los anónimos que veían la escena desde las sombras se ocultaron, como si un demonio hubiera traído consigo aquel torrencial llover. Sin decir nada…
Los tacones sonaron por el estrecho callejón hasta la puerta con el cartel “apt” en letras pintorescamente hechas. El hombre le abrió la puerta.

Dentro, varias mesas, un escritorio desordenado, un perro de tierno aspecto echado sobre algunos diarios. La puerta se cerro despertando al canino que al ver a la mujer movió su cola alegremente.

Buena luna, interrumpo algo?

-pregunto ella acercándose a una silla que estaba frente al escritorio-

Los 4 hombres en el lugar la veían recelosos, ninguno respondió.
En el escritorio estaba sentado un hombre delgado, porte inexpresivo, desinteresado, inclinado hacia atrás en las patas traseras de la silla, oculto bajo un sombrero vaquero contrastante con su atuendo de ciudad…

En las mesas de dibujo habían dos chicos, uno de ellos tenia un corte que ocultaba parte de su rostro, sus facciones casi infantiles dejaban ver que su adolescencia no había abandonado su vida por completo. Junto a el, de cabello desordenado, su aspecto desaliñado, se mordía el labio cascarrabiando cosas imperceptiblemente dándole la espalda a la recién llegada. Detrás de estos, en una mesa contabilizando, calmado, casi risueño, sus gafas y su parcial distinción era esa ligera panza de banquero codicioso.

Hace una semana que les envié la propuesta y aun no recibo respuestas señor lonxera, acaso cree usted que esta doncella esperara mas?
Dijo ella ignorando a los demás.. solo se escuchaba el girar de las aspas lentas de un ventilador sobre ellos, el perrito seguía batiendo su colita en el rincón.

El hombre en el escritorio, calmado, relajado miro hacia arriba.

No te venderé apt, entiendes doncellita? No lo tendrás…


La mujer cruzo la pierna, sonriendo levemente inclino su rostro un lado.
Usted no sabe con quien trata…?
Esto fue solo un breve susurro, un estrepito se escucho, el auto rompió los muros, varios hombres iguales a la escolta de la mujer bajaron, atando a los individuos entre golpes y resistencia.

Aquella noche de noviembre, lluviosa y fria, nadie por la calle recordaba que ellos en un coche secuestrados habían sido… a donde los llevaban?
Varias horas de camino, la oscura maleta del auto, se abrió dejando paso a una luz amarillenta que apenas e iluminaba la casa opulenta.

Amordazados y arrastrados, atados fueron llevados al interior de aquel lugar, la joven mujer caminaba frente a ellos, serena, tranquila y sin vacilar…
Varios golpes volvieron a desconcertar, la vista nublada de aquellos hombres sin mas que una confundida perspectiva de lo que seria su paradero. Que sucedería con ellos?

Varios días… la puerta rechinante se abrió, lenta.
Se escucharon los pasos característicos de la joven mujer, bajando unas escaleras estrechas, sosteniendo entre sus dedos de la mano derecha un fuete, con pantalones de cabalgar y una blusa blanca a medio desabrochar

Es que acaso aun no piensan vacilar?


-pregunto ella mientras con el instrumento de cuero rozaba la mejilla del mas joven-
Franky! No te dejes engañar!
-dijo el líder, atado a una de las mesas, sin poder hacer mas-

El fuete se movió en el aire, ligero y rápido llegando hasta la nuca del vaquero dejando su sombrero caer, un golpe seco, ella sonrió levemente, caminando alrededor del grupo atado a los lugares de trabajo, sentados en el suelo del húmedo sótano donde se podían encontrar.

Eres una desgraciada…
Ella se detuvo frente al reclamante, se inclino para cerca de su rostro quedar.
Se supone que debo ponerme triste por eso duver? Por favor… poco me ha de interesar. –dijo acercando su delicada mano al despeinado y descuidado cabello del hombre que esquivo, alejo el mismo para luego escupirle las botas con orgullo inquebrantable, ella cerro los ojos y con la misma mano apretó el cabello de el, halándolo a un lado, haciéndolo poner su rostro en frente de la bota, soltándolo bruscamente, miro a moe de reojo, silencioso, temeroso. Demasiado quizás. Se volvió a erguir, apretándose los guantes que usaba.

Apt es mio y ustedes no tienen mas opción que resignarse a trabajar…
Lonxera, incansable volvía a erguirse con una mano en la herida de la nuca.
Jamás!
Ella sosteniendo el fuete se acerco a lonxera… de pie frente a el. Lo miro inexpresiva.
Si no trabajan… de aquí nunca saldrán… no eres estúpido lonxera no inu, acaso no lo logras captar?
Lonxera miro a un lado, ignorándola.
Un ladrido alegre, el perrito bajaba la escalera.
Diller! –dijo franky sorprendido-
MI diller… -agrego doncella mientras el perro saltaba a sus brazos y ella cariñosamente le recibía-
Maldición.!! –dio una patada a la mesa de dibujo frente a el. Atado de manos, duver quería matar a la mujer frente a ellos pero estaba demasiado exhausto-
Cálmate duver… -dijo moe tratando de acercarse a el-
No te das cuenta gordo! Estamos muertos! Esta maldita psicópata nos matara! –Respondió insolente al compañero-
Yo? Matarlos?... por favor… acaso me creen tan insensible… -respondió sonriendo levemente mientras acariciaba a diller con dulzura mientras se alejaba-
Al llegar a la escalera dejo al canino con delicadeza en el suelo de nuevo, este jovial, animado, movia su colita.

Tengan buena noche mis lindos chicos… veamos cuanto pueden resistirse.
Dijo dejando de sonreír mientras subía las escaleras…


pasaron días, cuando tiempo pasaría apt encerrado en ese sótano? La comida fue reducida cada vez mas.

Tenemos que hacer algo…


Lonxera preocupado, sostenía su cabeza con sus manos sucias de tanto intentar liberarse de la atadura a la silla de metal fundida con el piso.

Es que nadie nos recuerda?


Pregunto moe calmado mirando el techo en la oscuridad, si es que podía distinguirlo, tenían tanto encerrados que la luz que se filtraba por las rendijas de una ventana llena de barrotes sellada con cemento era como si les quemara la vista.
gatita… -dijo duver casi llorando con su cabeza contra su regazo, abrazando sus piernas-
deja de jodernos con eso! No ves que ni si quiera te ha buscado?! –le grito lonxera enojado-
todos están muy alterados.. rula debe estar extrañándote duver, deja de llorar… -dijo moe temeroso de la respuesta del deprimido hombre-
creo que deberíamos aceptar trabajar para ella… es linda además… -susurro franky, lonxera lo miro, no podía hacer mas que empezar a tomar en cuenta la posibilidades, los mataria el hambre, la sed o la desesperación de estar encerrados en ningún lugar-

DONCELLA!!! –grito sin alzar mucho la voz llamando a la joven mujer, para hablar-

Díganme, díganme… en que les puedo ayudar? –dijo viéndoles después de bajar las escaleras mientras comía una manzana, el perrito fiel a ella la seguía, unos segundos pasos se percibían-

Nee nee, doncella-samaaa, ya podemos matarlos?
-la chica de vestido, inocente mirada y dulce sonrisa sostenía en sus manos una caja de indumentaria que al moverse a su ritmo, metales denotaba en su contenido-
No ninfer-chan… parece que quieren hablar…
-respondio amablemente a la chica, el perrito con el borde de su falda jugaba-
Que va hacerles? Los va a dejar con vida? –pregunto de nuevo curiosa ninfer-chan-

Quizás ninfer, quizás…




Aca esta el preámbulo gente… quieren mas? Comenten…
n_n
propónganle un final a esta historia… vamos, denme ideas…

gracias por seguir este blog. Un saludo a la gente de apt.

9 comentarios:

  1. oh doncella del mal! eres una demente y decirle panza de banquero al pobre moe! que sinverguenza! y nunca diller me traicionaria! ya vera!
    sinverguenza!
    atte
    lonx (atado a una silla)

    ResponderEliminar
  2. Wow que manera tan minuciosa de contar la historia, te mantiene a la expectativa de cada momento, eres grande Doncella, me pregunto si todo ese potencial es suyo, te felicito!
    Att: D4ni3lj4r

    ResponderEliminar
  3. Me ha dejado sin palabras... pobre de lonchera tantos golpes xD!
    Una grandiosa redacción me encanto

    LordDoH

    ResponderEliminar
  4. Muy buena Doncellaaaaaaaa... me mantienes a la espectativa, ahora quiero saber más!!!
    Una entrega que promete y dará mucho que hablar... Oh, sí!
    Qué sucederá con APT? Realmente se la entregarán a la villana Doncella? Diller formaba parte del complot desde un principio? Acaso Rula también engañó a todos? Franky sigue haciendo pozos? Todo esto y mucho más en EL SECUESTRO APT II

    ResponderEliminar
  5. yo propongo que moe el tiempo que esta cautivo!! adelgaza y se se hace el mas sexy de los 4 jajajajajaj!!!!

    ResponderEliminar
  6. Propongo que me dejes jugar con ellos... si entiendes a que me refiero con jugar! ¬w¬ ~♥ No les dolera... se los prometo! UwU

    ResponderEliminar
  7. ho! doncella yo si disfrute mucho leyendo su cuento de hadas *0* espero nos sorprenda mas en la continuacion ya le dijo k lo segund mi punto de vista debia cambiar y tambien lo que me gusto ....creo k comenzare a leer sus publicaciones u_u (se declara culpable de no leer mask manga)

    ResponderEliminar
  8. excelente historia doncella... la comence y recien termino el pedacito q me faltaba... me encanta la manera en q relatas tus historias dandoles acentuacion y profundidad... recreando perfectamente el entorno d la historia... realmente nos llevas ahi...

    gracias x deleitarnos con tan magnifica historia...

    s.a.l.u.d.i.t.o.s...

    ResponderEliminar
  9. O_O me gusta seguire lellendo jejejej O_O escribe muy bien señorita doncella n_n v

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.