Suntuosidades finales de año

Doncella: no! No!!! –decía ella sin gritar, con algo de miedo en su rostro-
Anette: vamos… no es tan malo… -sonriendo con cinismo-
Doncella: que no! >//////< –roja- La imagen se amplia y se ve anette en una sala frente a una chimenea, riendo frente a una silueta bastante proporcionada comparada con su infantil cuerpo. Doncella usaba jeans y una blusa tipo vestido corto, la hacia verse casi igual a juliette. Negándose a soltarse el trenzado cabello, anette sosteniendo un cepillo se burlaba. Anette: que tiene usar jeans? Es ropa, da lo mismo. –dijo ya mas seria- Doncella: esto esta muy pegado a mi piel! –decía quejándose con demasiado drama, ella siempre acostumbrada a vestidos había sido obligada a ponerse aquella ropa para año nuevo- Anette: por favor… aquí la adolescente soy yo, no seas dramática. –seria- Doncella: como que dramática?!! Me quieres soltar la trenza también! No tienes corazón! >O<
Anette: solo hago lo que tu misma me pediste… _¬¬
La escena cambia, regresando varios días antes de ese momento, esta anette leyendo con las piernas recogidas casi acurrucada en el diván de la biblioteca de la torre. Un cuarto lleno de libros bastante amplio.
Doncella: anette, por favor, haz lo que tengas que hacer el 31 para que salga de este aspecto, juliette me regalo ropa el 24 y quisiera usarla para que no se queje de que la desprecio luego.
Anette: bueno… -dijo casi susurrando sin levantar la mirada del libro mientras pasaba la página-
La escena vuelve al salón con la chimenea.
Anette: o no lo recuerdas?
Doncella guardo silencio y miro a un lado frunciendo el entrecejo.
Anette: bueno… -lanzo el cepillo al sofá junto a la chimenea y empezó alejarse-
Doncella: ya, ya, esta bien… pero esta ropa es demasiado vulgar. D=
Anette: decidiste usarla, puedes decidir no usarla también… -dijo mirándola seria-
Doncella: que hago!!! Si juliette no me ve con ella puesta… -sentándose en el mismo sofá donde estaba el cepillo-
Anette: …
Un mayordomo con los ojos cerrados caminaba sin tropezar nada, movió su rostro a un lado y se retiro, diciendo algo sin palabras, doncella lo miro.
Doncella: para colmo ya juliette viene en camino!! –poniéndose las manos en la cabeza-
Anette: esto solo son ganas de complicarse la existencia con pavadas…
----------------------------------------------------------------
¿Continuara?
------------------------------------------
Saludos a todos…
Espero estén pasando felices fiestas, que se estén portando bien. (la definición de bien puede leerse como se crea mas conveniente)
No, no soy nadie, quien sabe donde pasara ese ser las navidades, como pueden ver en la torre se preparan para pasar una feliz fiesta juntas. Doncella usando jeans, quien no se reiría de eso… -riéndose cruelmente- al menos no esta usando bikini… por el momento. –rie mas-
Bueno, el jardín del 2011 trae más escenas de los personajes de siempre. Vienen participaciones pintorescas, por allí se escucha el rumor de una habitante del mundo verde, de una profesora pervertida y de varios chicos sexosos, se rumora que se dejara entrar a un ser imaginario… -niega con decepción- lo que se hace para tener lectores en estas épocas… en mis tiempos no era asi! En mis tiempos los blogeros… -tono de ancianita, el publico abuchea y le lanza ropa sucia-
u_u”
la gente no entiende el valor histórico.
Ejem… como sea, En la torre postee saludos de año nuevo varias personas, aquí también lo hare… porque? Porque puedo! –ríe con cinismo-
Este año nuevo la gente debería pensar con mas calma antes de actuar, si veo tantos desastres surrealistas existenciales… pues los veré y no diré nada, ya me canse de ver como las personas se molestan consigo mismos por cosas que ellos mismos causan. (léase como la autora se incluye en la descripción).
Quizás este año traerá mas paz, espero, deseo creer eso. Mis metas, mis metas… mis metas no son asunto de ustedes cuerda de metiches. Xp
Pero como soy chévere les diré las metas de mis personajes.
Juliette quiere un esclavo novio
Doncella quiere mas libros
Anette quiere avanzar rápido en sus estudios y que las dos locas dejen de ser tan maniáticas.
Nadie, pues nadie quiere bajar de peso. Aunque sigo pensando que baje los kilos que baje, se arregle, se opere, se compre un carro, las mujeres del jardín lo seguirán despreciando. (Aunque si se saca la lotería juliette podría estafarlo)
Saben, he avanzado, estos días me he quedado atrás en comparación de otras fechas pero este año que se fue (si, se fue el muy perro y nos dejo tirados con un desconocido año nuevo que no podemos si quiera sospechar que traerá) mis letras avanzaron, avanzaron un poco. Antes me daba dolor de cabeza la narrativa y ahora la posibilidad del libro de cuentos esta mas viva que antes. No soy buena, aun no soy lo suficiente para decir que triunfare, que lograre mucho, pero de abajo saldré, quien conoce a este pedazo de mujer sabe que aunque me falte tamaño puedo saltar alto aunque el golpe de la caída me deje en estado de coma luego.
De fondo esta shakira, la viejas canciones que hicieron que un sexoso adolescente me dijera hace un instante: “¿Qué te pasa, estas despechada?” pues no, me gusta la canción pies descalzos. Esa fue mi respuesta seguida de un golpe con una cascara de mandarina en su frente. Hoy estoy muy pacifica… (léase el contenido implícito de sarcasmo al 76%)
Bueno, bueno, ya, mucha pavada, los saludos de año nuevo… para que no se duerman leyendo esto.
Feliz año nuevo infelices y felices también, porque no? Feliz año nuevo a los estúpidos que se creen felices. No se ofendan, Freud fue el que dijo que los estúpidos son felices y los que no son felices se hacen los estúpidos para serlo.
Felices fiestas a quienes se dedican a seguir este rincón, gracias por dedicarle mas de 15minutos a los testamentos que últimamente me ha dado por escribir. Que me han dado su apoyo desde las sobras y me han molestado hasta el cansancio solo por diversión, gracias por eso también, no me molesto con facilidad al contrario, me agrada saber que cuentan conmigo aunque sea para dedicarme su tedio.
Gracias a los que no me leen. No saben cuanto los adoro, cuanto deseo que este año nuevo les vaya bien… me animan a lograr captar su atención día tras día, a mejorar para que pasen a ser lectores asiduos.
Feliz año nuevo a los que se atrevieron a dejar un comentario aunque no tuvieran idea de lo que trataba la entrada. Me reí mucho con esos gestos tan amables.
Buenos deseos al joven Black jack tatoo en palabras de ladrillos, que este año logremos hacer algún proyecto en dueto.
Feliz año al señor rastapitan! Que su estilo cerdo siga tan cochino como un pintor pueda ser. Ojala sea de las primeras en leer o ver alguna animación de “mata zombies”, que su hija linda pase un lindo año también.
Y al no menos importante sr wilbert, alias el popular Droyvig. Que no se vuelva loco con su aprendiz Humberto, (o Humbertico?) ni idea, algo así iba, no señor bk20? Pásenla bien, sigan haciendo sus papers de cualquier cosa. Aquí este jardín los tiene presentes. (a veces) –rie descaradamente-
Feliz año a los familiares de este ser que les escribe, estoy segura que ninguno leerá esto, por eso es que me sigo riendo como tonta mientras texteo esto.
Y a los demás, si, a ese grupo de extras que son importantes por su participación pero siempre terminan siendo un coro de personas X. –riendo con más cinismo aun-
Saludos… saludos sinceros. Saben que no tengo arreglo, pero no hay malas intenciones, solo cuchillos de cartón. Se les valora.
Pásenla bien, no se dejen llevar por excesos, duerman, no se dejen corromper por las influencias del alcohol, sepan decir no, sepan reconocer sus límites. Los accidentes y los problemas no son bonitas consecuencias sin contar los estragos a su propio organismo puede sufrir. Sean conscientes…
Ahí te dejo Madrid-shakira, exacto y preciso para esta entrada. Como diría Nadie, Purphecto, bel-izimo.! Aunque para estas fechas… les recomiendo con las manos en el pecho, Alitasia. A eso suena la navidad en este estado, a eso suena este estado… las casas tan juntas y la gente sentada en sus sillas de frente a la calle, todo se dibuja perfecto con esa música de fondo.
Feliz año nuevo.
El jardín no se hace responsable del contenido del texto anterior, puede contener trazas de maní, amarillo numero 47, cinismo, sarcasmo, ironía y algo de sinceridad.

desaparecidas no tan perdidas

Aquel jardín estaba algo abandonado. El invierno lo había atacado, inclemente. El otoño no había dejado más que un frio ambiente, el columpio cubierto de una leve capa de nieve, la pérgola con su piso húmedo resguardaba las bancas de blanca pintura, cubiertas por forros de tela algo gris.
La mesa de metal al fondo parecía hielo, su ornamentada forma victoriana y su color blanco la hacían parecer ramas que salían del suelo cubierto de nieve, las sillas igual, sin sus cojines de estampada tela solo eran estructuras de metal indefensas. Frías.
Donde estaba la doncella de aquel jardín? La doncella que suspiraba entre sus flores y musitaba con ironía. Tan contradictoria a su entorno, tan amante aquellas flores ahora cubiertas de hielo, tan distintas a su ser.
Una chica con un abrigo gris de lana gruesa, guantes rojos y una bufanda de rayas que combinaban con sus medias que se dejaban entre ver entre su falda y sus botas altas. Camino dejando apenas huellas en la nieve llegando hasta una de las bancas de madera. La miro, se acomodo las gafas. Su cabello en dos trenzas, no muy largo, de rizos algo despeinados en el “flequillo” que no era más que varios mechones que se soltaron de aquellas trenzas.
Infantil y tan fría como el entorno. Negó con el rostro.
Annette: se supone que debería decir hola… -musito-
Annette: no se como doncella y juliette hablan a gente que no ven, como hacen para dirigirse a personas que no existen mas que en suposiciones de quien nos creo. Ella supone que tiene lectores, de ser así, esto existe para esas personas, pero a veces yo pienso que no somos mas que partes de una personalidad hecha pedazos de la cual nadie se entera, quedándonos solo en la cabeza de esa mujer con la imaginación dañada, de ideas distorsionadas.
Hizo una pausa, siguió caminando, viendo el jardín cubierto de hielo. Sus gafas empañadas y su aliento contra la bufanda que le quedaba un poco grande para su pequeño y delgado cuello.
Annette: se supone que debo cubrir la ausencia de Doncella-sama, de juliette-san, pero no soy como ellas, soy la más gris de las tres.
Dijo mientras se quedaba de pie junto a la mesa.
Annette: este mes no es más que una acumulación de frustraciones negadas por una masa en común. Navidad… a doncella le gusta la navidad, juliette la odia, yo… a mi me da igual. Es tiempo, el tiempo va, sigue aunque alguien le guste o le disguste. Sigue siendo tiempo con marcas, etiquetas y fechas tope. –Miro a un lado- muchas cosas pasan en cada lapso, entre cada entrada a este “jardín”. Las que pasaron esta vez no se irán tan fácilmente. Marcas que nos harán cambiar a las tres… casi 4, a Ella completamente. Ella lo niega, se resiste, sigue atormentada como ha vivido. –Sonrió levemente- es una verdadera tonta.
Se quito uno de los guantes y lo paso sobre una de las sillas, sentándose en ella luego.
Annette: tantas suposiciones, tantas, tantas… no me crean, solo soy la menor de las residentes de este lugar.

En aquel instante algo se levanto de la nieve, una silueta, blanca, dejando caer trozos de hielo descubriendo a Nadie, con la piel azul y abrazando su laptop. Titiritando con el cabello hecho un desastre y los labios color violeta. Annette lo miro.

Annette: nunca aparecerá como una persona normal?
Nadie negó, no podía hablar, tenia la lengua congelada. Camino hasta la mesa dejando la laptop en esta con las piernas congeladas, sus pantalones anchos de color negro y su chaqueta que tenían hielo entre los pliegues. Abrió la boca como pudo saco la lengua azul y la mordió. Dando un grito.
Annette: por dios…
Nadie corrió en triángulos, si, en triángulos, los círculos ya eran muy comunes. Era algo absurdo todo ese ser indefinido en si. Se calmo y se sentó en la silla junto annette.

Nadie: Jola… -sangrando hielo-
Annette: que quiere usted? Estoy tratando de explicarles a los supuestos lectores porque hace tanto que no hay actividad.
Nadie: ya! Ya! Solo vine acompañarte, a darle sabor tropical a este tempano de hielo pues. –dijo sonriéndole pícaramente-
Annette miro a un lado girando los ojos.
Nadie: además… se que las cosas no están muy bien. –Dijo algo serio, tomando la laptop de la mesa y abriéndola con dificultad ya que también estaba congelada- ella, no ha tenido mucha “actividad” como para darnos diálogos y ambientes.
Annette: y? este blog no es para hablar de ella, es para nosotras. Para usted mismo a veces. La vez pasada tomo la entrada para ella sola. No es justo… no lo digo porque sea algo que me importe, pero se que a doncella y a juliette si les importa.
Nadie: oh, annette-chan! Estas más parlanchina hoy. Me estas quitando el protagonismo. –Dijo sonriendo mientras tecleaba en la laptop-

Annette respiro profundo y no respondió a eso. Ella no hablaba mucho. Pero no estaban quienes si lo hacían. Tenia que tratar de defenderlas aunque no se llevara bien con ellas. Después de todo, el odio en común era lo que las dejaba llevarse relativamente bien. Nadie noto eso, y cerró la laptop. Dio varias vueltas y se “trasformo” cual chica de magic shoujo.
Annette: por dios… que le pasa? –dijo indignada-
Nadie: por el poder del amor y la… -un trozo de nieve le callo en la cabeza haciéndolo caerse mostrando sus piernas peludas-
Annette miro a un lado evitando ver aquella escena.
Annette: ecchi… -susurro-
Nadie riendo se sento en la silla usando falda corta, su piel se pegaba al metal.
Nadie: ajam… a lo que venias pues, date con esa que el tiempo, digo, las letras son oro.
Annette: será… -respiro profundo de nuevo- juliette-san esta en un proyecto, junto con doncella, ambas trabajan en el mismo personaje ahora, en una historia o rol quien sabe en donde. El jardín, bueno… esta así, es normal, es invierno. Debería estar floreciendo todo el año pero no siempre se puede. Como dijo nuestra luchadora de falda –miro a nadie, nadie saludo con un gesto ridículo imitando a serena de sailor moon- ella, quien nos creo, esta pasando por un mal momento. Sus letras no valen mucho…

Nadie se puso serio de nuevo. Aquello era cierto. Pero no podían hacer nada. Solo eran personajes.

Annette: aun así, estamos acá, hasta donde se, doncella y juliette regresaran para la próxima entrada.
Nadie: mas les vale, ya extraño tener mi harem junto… -su nariz sangra mientras tiene una expresión de pervertido-
Annette: esto se ha prolongado mas de lo que planeaba… -dijo mientras se levantaba de la silla y tomaba su guante- será hasta una próxima entrada. No soy buena con las...
Una bola de nieve la interrumpió, dándole en el rostro, dejándola roja. Se limpio con el mismo guante y miro a nadie, seria.
Nadie: quiéreme annette-chan!! –se lanzo sobre annette-
Annette dio un paso a un lado dejándolo caer al suelo con su traje ridículo, camino hasta la puerta.
Nadie: se que soy todo en sus fantasías ocultas… lo se. –

Annette abría la puerta del madera del jardín para irse, pero allí estaba inclinada para verla a la cara de cerca, juliette, sonriéndole con dulzura, anette cayo sentada por la sorpresa.

Juliette: es que vez un fantasma acaso, niñata amargada?

Dijo sonriendo mientras le ofrecía la mano para que se levantara. Juliette tenía guantes de cachemira negros, un abrigo azul de botones a un lado, botas negras altas, jeans y una bufanda de color negro con motas azul claro de lana suave, su cabello recogido en una cola de caballo alta. Detrás de ella estaba doncella, su abrigo blanco como la nieve, una manga de tela de peluche y unas orejeras del mismo material. Sus botas color marrón y medias rosadas se veían bajo la falda blanca también de su vestido bajo en abrigo, su cabello trenzado a un lado como de costumbre.

Nadie: mis angelesssss –dijo corriendo en cámara lenta hacia las chicas que no terminaban de entrar-
Juliette termino de darle la mano a annette para que se levantara y le dio una patada en la nariz a nadie antes de que terminara de acercarse con su ridículo atuendo.

Doncella: desearía que alguna vez la entrada fuera algo…
Juliette: simple? –dijo interrumpiéndola mientras se acomodaba el abrigo- jamás doncellita, jamás! –riendo-
Annette: no estaría mal que alguna vez no apareciera esa cosa… -dijo inexpresiva mientras se sacudia la nieve de su falda-
Doncella: no diré nada entonces… -suspiro pasando por un lado de nadie y viendo su jardín cubierto por la capa del invierno-

Juliette y anette se quedaron a un lado. Sabían que a Doncella le afectaba ver aquel lugar asi, nadie seguía desangrándose en el suelo, con cara de éxtasis. Hubo una pausa de silencio mientras doncella caminaba y se acercaba a la mesa, las bancas… llego a la pérgola, sin subir los dos escalones de madera mojada. Suspiro y saco una de las manos de la manguita donde, la llevo a la nieve, y tomo un poco. Se giro viendo a juliette y annette con una leve sonrisa.

Doncella: es que acaso esto es un funeral? –Dijo mientras lanzaba la nieve de su mano a las dos chicas, juliette sonrió, esquivándola y tomando otro poco de nieve para lanzársela a ella de regreso-
Juliette: ya veras. Aquí la mas atlética soy yo!

Anette volvió a la banca de madera y se sentó a ver aquellas dos mujeres mayores que ella jugar en la nieve. Sonriendo levemente, limpiaba sus gafas para volver a ponérselas.

Anette: al menos aun queda un poco de ánimo… -susurro-