automne de Yehudi

El constante contraste entre lo que se hace y lo que se siente ha sido algo que no me había detenido a pensar hasta este instante.
Nunca he sido de cambios de mood drásticos, no es lo mio. Hoy paso. Fue drástico, trabaja y de pronto, sentí caer todo dentro de mi pecho. No puedo hablar del aislamiento, ni del estrés, pero si puedo hablar sobre mi mundo, el que no tiene muchos más habitantes que las figuras en mi cabeza. Los mundos son frágiles, requieren un equilibrio entre sus partes y no lo tengo. No se a quien quiero y no se si quiero querer tanto.
Entre lo que hago y lo que siento, he tratado de mantener coherencia en lo personal, pero lo profesional siempre ha sido apartado. Muy lejos una cosa de la otra. Muy distante lo que siento versus lo que hago. Puedo hacer un excelente trabajo aunque sienta que no es bien recibido. Hoy paso eso y por eso simplemente colgué la llamada, cerré el vídeo que me llevaba de paseo por algún pais que nunca he visitado y apague la música de la banda sonora de Cabaret que escuchaba.

¿Realmente es justo estar de sobra en todo?
Supongo que debemos irnos de esos lugares donde somos no-solicitados. Donde nos responden por compromiso. Donde te miran de reojo sin darse cuenta de que mereces ser contemplado y visto de verdad.
Saberlo y hacerlo son cosas diferentes.
Lo que se hace y lo que se siente contrasta, siempre lo supe.

Solo soy una sombra de mis sentimientos, por eso nunca había sentido el drástico cambio de mood que a cualquiera le sucede.



Estoy segura que escribir esto con automne de Yehudi de fondo no es buena idea pero ya fue.
Cuando leas esto, espero que todo sea diferente.

Fin de mundo.

El mundo se acabó
Fue el fin 
Terminó. 

El mundo se acabo, 
Paró el capricho, 
La valentía perdió. 
Y las calles se vaciaron 
Como el silbido del silencio 
Como el blanco siendo blanco
Como la ausencia de todo 
Carente de lo pensado
Carente de lo imaginado.

El mundo se acabó 
Fue el fin 
La luz inundó la mirada
De quien se atrevía
De quien no quería.

Nada tuvo sentido
Desde el primer día
Desde el primer día. 
El mundo se acabó
No fue más, 
Todos lo sabían. 

Y sus vidas vivían, 
Hipócritas, mentiras 
Vivían vivían 
Mentían y mentían
Era egoísmo, 
Todos lo sabían. 

Así el mundo 
Se acabó un día 
Terminó, Fue el fin.
No hubo más días. 

"Todo bien, gracias por venir"



Quédate con tus emojis
Quédate con tu indiferencia estacional que surge sin sentido.
Quédate contigo, aunque me duela dejarte sin mi, dejarte sin la felicidad pasajera que puedo ofrecerte, no resisto.
No es justo querer sin ser bien recibido, pero siempre fue mi culpa, hace mucho que dejaste de pedirlo.
Recuerdo cuando dijiste que me tomabas tal cual era, y me tomaste tantas veces, pero fue porque yo así lo permiti, con gran esfuerzo me arriesgue constantemente y constantemente perdí.
Gane más de una vez, lo sé, lo sentí, lo vi, pero tu orgullo puede más y tu apatía siempre fue tan fuerte que poco a poco me rendí.
Paciencia quise darme, a mi para entenderte a ti, paciencia me tuve a mi misma para aprender a ser mejor, más yo mientras estaba contigo pero cuando estaba allí, no te apetecí.
Más de una vez me hizo tan feliz todo,
Ahora ya no puedo seguir aquí porque no quiero ser feliz sola, esto no se trata de ti o de mi. Nosotros es un concepto que ambos debemos asumir y jamás lo asumimos, aunque yo quería apostar por ello aquí.
No hay aquí, ni allá, no hay nada que cambiaría de ti, porque sé que ya muchas por tanto en ti mismo, solo quería estar allí.
Quería tus abrazos, quería tus mimos.
Quería sentirme bienvenida, quería espacio para estar contigo.
Quédate entonces con lo que tomaste, quédate entonces con lo que poco y voluntario te dí. Quédate con mi recuerdo si quieres, si te sirve de algo.
Porque yo realmente me quedé sin ti, desde tu primera indiferencia. Desde la primera vez que insistí. Nunca tuve nada y nunca lo exigí. Por eso quiero dejarte todo esto, quiero que te quedes con lo que yo no puedo quedarme de ti.
Un día te veré de nuevo, volveré a saber de ti.
Un día sabre que me quisiste, me lo dirás sin que yo lo espere. Me sorprendere porque sé que no es así, estoy segura que cuando dices que no te importan los demas, también hablas de mi.

Cronologìa de la confianza que se perdio.

En ese momento de su vida no se imagino que todo podía cambiar por ser emocional. Puso en riesgo todo por lo que había trabajado, todo por lo que había luchado hasta ese momento. Correr riesgos solamente por un sentimiento, una pequeña emoción que despertó en su corazón al que siendo honestos parecía frío y apagado.
Eran las 2 de la mañana cuando descubrió que no valía la pena y que todo lo que habían armado juntos era solamente una burla. Lo descubrio por su cuenta, uniendo puntos pues ella era buena uniendo puntos de manera acertiva. Joven descubrió que no debía confiar en las personas pero decidio arriesgarse, intentarlo de nuevo y de nuevo se dio cuenta que tenía la razón, por desgracia. -
Todo va estar bien -se dijo sí misma- Todo va estar bien -Se repitió porque nadie más se lo iba a decir y ¿Quien iba hacerlo? si ella misma se causo todo ese problema
Mañana haré algo al respecto a partir de este instante no permitiré que esto siga sucediendo -Se dijo de nuevo pero todos sabemos que esas cosas no son así, Tú sabes que eso no sucede apenas lo dices y yo sé que ella tampoco lo creía pero necesitaba algo en qué creer en ese instante, fuera lo que fuera necesitaba dormir después de todo tenía un día de trabajo al día siguiente.
Le costó llorar por la decepción, necesitaba hacerlo y ella lo sabía pero no podía quizás la fortaleza de no llorar en situaciones adversas se había vuelto una costumbre, en un hábito, pero ahora era algo que no le permitía descansar tranquila. Necesitaba llorar, lo necesitaba y se hicieron las 3 de la mañana estuvo viendo sus propias fotos, releyendo sus conversaciones, escribiendo poesía, porque a ella le gustaba la poesía y conversó con ese amigo con el que pocas veces hablaba y con el que sólo conversaba de secretos y cosas que no entendia, para compartir secretos que nadie más sabía ni siquiera sus amigos más cercanos, entonces le pidió un favor:
¿Me ayudarías a ignorarlo? -dijo vencida y su amigo respondió- cuéntame a ver...
y ella le contó, el proceso fue largo pues el tema de ignorar a las personas no era algo fácil para ella pero lo iba aprender y aunque no podría decir que sería realidad lo que se proponía iba a hacer todo lo posible por que se convirtiera en un hecho, así eran hace las cosas. No tengo idea de como planeaba lograr derrumbar un vinculo de 4 años pero ella sí, seguramente había algún modo y si no lo habia ella lo iba a inventar aparentemente.
Ahora, de algo podemos estar seguros y es que eso pasó hace 5 años. Hoy ella mantiene una comunicación con él y simplemente trabajan juntos no hay más que eso. ¿Èl? Se dio cuenta que la perdió, que era demasiado buena para el y que no aprovechó el momento en que pudo tenerla.
Y así son las cosas, a veces perdemos personas sin siquiera darnos cuenta que ya las teníamos, y a veces tenemos que darnos cuenta que darle algo a alguien puedes hacernos más daño que recibirlo, porque no se trata de lo que tú estás dando sino de quien lo está recibiendo. Y si esa persona no sabe recibirlo vamos a vas a terminar herido en el proceso.
Es el día a día, apuestas todo y pierdes todo. Lo bueno de perderlo todo es que tienes un lienzo nuevo para pintar con colores más brillantes ¿no?

Eres decepcionante

Qué decepcionante
Ver el después y él antes
o que creí que eras
Y de lo que resultaste
Qué decepción
me rompe el corazón
alimentar tu ego
era sólo un juego
¿te sientes ganador?
qué decepcionante
por ti sentí orgullo
y ahora es distante.
Nadie me dijo
que serías un fraude
y decepcionada estoy
por no verlo antes.
Eres simplemente decepcionante.