Cronologìa de la confianza que se perdio.

En ese momento de su vida no se imagino que todo podía cambiar por ser emocional. Puso en riesgo todo por lo que había trabajado, todo por lo que había luchado hasta ese momento. Correr riesgos solamente por un sentimiento, una pequeña emoción que despertó en su corazón al que siendo honestos parecía frío y apagado.
Eran las 2 de la mañana cuando descubrió que no valía la pena y que todo lo que habían armado juntos era solamente una burla. Lo descubrio por su cuenta, uniendo puntos pues ella era buena uniendo puntos de manera acertiva. Joven descubrió que no debía confiar en las personas pero decidio arriesgarse, intentarlo de nuevo y de nuevo se dio cuenta que tenía la razón, por desgracia. -
Todo va estar bien -se dijo sí misma- Todo va estar bien -Se repitió porque nadie más se lo iba a decir y ¿Quien iba hacerlo? si ella misma se causo todo ese problema
Mañana haré algo al respecto a partir de este instante no permitiré que esto siga sucediendo -Se dijo de nuevo pero todos sabemos que esas cosas no son así, Tú sabes que eso no sucede apenas lo dices y yo sé que ella tampoco lo creía pero necesitaba algo en qué creer en ese instante, fuera lo que fuera necesitaba dormir después de todo tenía un día de trabajo al día siguiente.
Le costó llorar por la decepción, necesitaba hacerlo y ella lo sabía pero no podía quizás la fortaleza de no llorar en situaciones adversas se había vuelto una costumbre, en un hábito, pero ahora era algo que no le permitía descansar tranquila. Necesitaba llorar, lo necesitaba y se hicieron las 3 de la mañana estuvo viendo sus propias fotos, releyendo sus conversaciones, escribiendo poesía, porque a ella le gustaba la poesía y conversó con ese amigo con el que pocas veces hablaba y con el que sólo conversaba de secretos y cosas que no entendia, para compartir secretos que nadie más sabía ni siquiera sus amigos más cercanos, entonces le pidió un favor:
¿Me ayudarías a ignorarlo? -dijo vencida y su amigo respondió- cuéntame a ver...
y ella le contó, el proceso fue largo pues el tema de ignorar a las personas no era algo fácil para ella pero lo iba aprender y aunque no podría decir que sería realidad lo que se proponía iba a hacer todo lo posible por que se convirtiera en un hecho, así eran hace las cosas. No tengo idea de como planeaba lograr derrumbar un vinculo de 4 años pero ella sí, seguramente había algún modo y si no lo habia ella lo iba a inventar aparentemente.
Ahora, de algo podemos estar seguros y es que eso pasó hace 5 años. Hoy ella mantiene una comunicación con él y simplemente trabajan juntos no hay más que eso. ¿Èl? Se dio cuenta que la perdió, que era demasiado buena para el y que no aprovechó el momento en que pudo tenerla.
Y así son las cosas, a veces perdemos personas sin siquiera darnos cuenta que ya las teníamos, y a veces tenemos que darnos cuenta que darle algo a alguien puedes hacernos más daño que recibirlo, porque no se trata de lo que tú estás dando sino de quien lo está recibiendo. Y si esa persona no sabe recibirlo vamos a vas a terminar herido en el proceso.
Es el día a día, apuestas todo y pierdes todo. Lo bueno de perderlo todo es que tienes un lienzo nuevo para pintar con colores más brillantes ¿no?

Eres decepcionante

Qué decepcionante
Ver el después y él antes
o que creí que eras
Y de lo que resultaste
Qué decepción
me rompe el corazón
alimentar tu ego
era sólo un juego
¿te sientes ganador?
qué decepcionante
por ti sentí orgullo
y ahora es distante.
Nadie me dijo
que serías un fraude
y decepcionada estoy
por no verlo antes.
Eres simplemente decepcionante.

En el armario.

Le dije buenos días a su ausencia y buenas noches a su desinterés.
Me abrace a su recuerdo, a lo que me dejo cuando se alejo sin doble pensamiento.
En ese entonces fue fácil para mi despedir lo que no había llegado, pero con lo que ya me había encariñado. La idea de tenerlo era perfecta, la idea de sentirlo era deliciosa, la idea de él sin mi era más realista que todo eso.

Le conté a mi madre sobre él, le dije que me había enamorado y que quería ser feliz. También le conté a mi perro, porque ese can es mi mejor amigo y debía saber que quería a alguien. Le dije a mi mejor amiga y ella se entusiasmo. Pero cuando se lo dije a él, solo rió. Le causo gracia. ¿No es gracioso? La gracia en lo gracioso.

Por eso, hoy cuando le dije buenas noches a su desinterés, invite a mi cama al amor propio y sentí la calidez de una verdad en mi oído: Soy demasiado buena para alguien como el. Ah, sí, porque lo soy.
Soy demasiado buena y por eso lo deje encerrado en mi armario. Mi madre no tiene por qué saberlo, mi perro puede jugar con el y yo puedo verlo con esos ojos suplicantes y sudor en la cien suplicándome libertad.

Se trata de tí

Se trata de ti,
se trata de eso que llamas ser
se trata de tu peor defecto
se trata de tu mayor virtud
se trata de todo lo que eres
Se trata de tí.

Tengo una amiga que adopte como hermana hace más de 6 años. Ella siempre fue particular, medio mitomana, medio distante, medio cariñosa pero nunca paciente.
Ella siempre se iba en una nube (a veces de hierba, a veces de humo, a veces de azules), pero siempre volvia, caía de pronto sobre mi con su glotonidad emocional para dejarse apreciar de esta doncella.
Es de mi familia, es mi hermana menor hace mucho. Es facil quererla y fácil perdonarla.
Estara de cumpleaños y quizá no lea esto pero quería decirles a ustedes que esta entrada se trataba de ella y sus rarezas raras.

Ser dios es agotador

TITULO: SER DIOS ES AGOTADOR

PERSONAJES:
Perfil basado en un amigo cercano.
TIPO DE TEXTO:
Narración corta.

POR:
Génesis Finol
Enero - 2017

Durante la mañana de aquel día de invierno el frió llegaba a los huesos y la nieve se había acumulado en la puerta dejando atrapados a todos, parado el pueblo y sumido bajo el silencio de un domingo estático de distante sensación.
Ese lugar no era muy distinto a los que aparecen en las historias de tristeza y drama, no era muy distinto a esos lugares casi inhabitados donde nadie anda por las calles, donde todo el mundo cierra la cortina cuando alguien pasa. Pero esta historia no se trabaja del pueblo, ni del invierno, ni de la mañana, se trataba de alguien especifico que permanecía mirando ese entramado de madera en el techo de su hogar, aún entre sus sabanas. Los ojos fijos en esas lineas que ya sabia de memoria, en las sobras de lo más alto donde de vez en cuando alguna araña tejía sus telarañas.
Él vivía solo, o eso sentía pues nunca sintió la compañía de esos que compartieron el hogar en otra época, vivía solo con los fantasmas.
- ¿No te levantaras?
Solo respondió girándose en la cama para alcanzar la libreta donde anotaba al despertar todo lo que pensaba.
- Esta bien, no te levantes... ¿empezaras a vivir lo que sueñas al menos?
No respondió, solo se ocupo de describir con detalle lo que pasaba por su cabeza de oscuro cabello lasio y algo despeinado por la almohada.
- ¡No me ignores! 
Y el caer de varios libros en el suelo acompañaron ese reclamo. Se irguió apenas y mirando el desorden murmuro: Solo eres un fantasma más, por que no te vas hacer lo que hacen otros fantasmas?
- ¡No soy un fantasma!
- si, claro que no lo eres. ¿Cuando fue la ultima vez que desayunaste?
y la brisa fue lo único que respondió. Era usual para el hablar con esas apariciones de vez en cuando, voces que el escuchaba, cosas que el sentía. Nadie más que el sabia que detrás de cada objeto, de cada lugar y de cada persona había un "algo" que murmuraba con la esperanza de ser escuchado por alguien vivo. Pero él, él era nihilista y no se creía nada por completo. Solo se ocupaba de vivir.
- Ser dios es agotador.
Esa clase de chistes eran típicos a solas, pensando en voz alta mientras revisaba algún mensaje en su teléfono negándose a salir de la cama en esa mañana de invierno.
**********
Escribí esta historia para un amigo pues se acerca su cumpleaños. Dentro de unas semanas su día será y quería darle algo valioso o significativo... pues que cosa distinta a mis letras pueden cumplir con esas características? Espero que cuando lo lea al menos sepa reír de este pequeño cuento.
Tú, si lo lees... Feliz día.